Declaración de Derechos en Internet

Acabo de regresar del Cairo, del Congreso anual de la AIERI, o IAMCR para los angloparlantes, y he comprobado en la mesa redonda de mi presentación la importancia de seguir hablando y defendiendo la universalidad de los derechos humanos en la red. Aún a costa de parecer ingenuos, o peor aún, políticamente alineados.

Digo esto, porque a pesar de lo esperada que fue la Cumbre de Tunez sobre Sociedad de la Informacion (celebrada en Noviembre de 2005), se ha constituido este forum, que me recomienda Claudia Padovani, Tunismonamour.org, que con cierta sorna describe las ilusiones que pusimos en esa cumbre internacional, tan apoyada por Kofi Annan.

Esta plataforma promociona distintas campañas para la defensa de los derechos humanos en Internet. No piensen que esto es sólo un problema de ricos, porque -entre otros asuntos- debatimos el derecho a "ser incluido" en la Sociedad de la información, esa inclusión que evita la brecha digital, y que requiere ser extendido a muchos otros países.

Vuelvo al Cairo, para explicar que tambien alli, en el debate -que yo planteé en mi paper- sobre si el Articulo 19 de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU (1948) es o no aplicable a los derechos de acceso e inclusión, el derecho a compartir y difundir cultura, se me objetó la ilegitimidad de Naciones Unidas en la defensa de derecho alguno. Recordamos ahi a varios bloggers, detenidos en el mismo Egipto en esos meses, y la denegación de visado a dos periodistas iranies, etc. Volvi a ver cómo la sombra de la guerra y de la falta de desarrollo afecta, o puede afectar al ejercicio de las libertades informativas.

Lo que nos desafia para continuar defendiendo ese derecho a la información que ya Francisco de Vitoria preconizara en Salamanca en el siglo 16.

Escuchar radio en carretera. Una pesadilla a la espera del DAB

Cada vez que atravieso en coche la geografía española, me convenzo de la necesidad de acelerar la Radio Digital (el DAB auténtico), no las simples radios de sintonización digital. Es decir, canales múltiplex nacionales sin desconexiones.

Para esto se requieren receptores más económicos de los que actualmente se venden, para el coche, walkman, o para la cocina. Por ejemplo, el prototipo a la venta es un Sangean de bastante tamaño, por 230€. Un DAB Blaukpunkt de coche tan sólo se sirve en alta gama. En esto la industria aún tiene mucho recorrido que hacer.

Viajando de Madrid a La Coruña, o más recientemente, por la A-3 a Valencia, la sintonización de canales de radio en AM o en FM resulta difícil. Tan sólo RNE y la SER puede ser captada sin estridencias en un perímetro de 100 km de Madrid.

En AM es imperceptible la señal de Onda Cero y la de Cope. Tan sólo la red de FM permite recuperar algo de esos programas que una no desea perderse, y que pueden seguirse especialmente en los tramos de viaje, ideal momento para volver a esos espacios hablados.

Si tiene experiencias parecidas, cuéntenoslas.

Proteger a los denunciantes de la corrupción de las represalias personales y laborales

Casos como la filtración de los papeles de Panamá o el reciente escándalo de Cambrigde Analítica sobre el presunto uso de datos ...