El Caso Microsoft se falla en Europa

Esta semana (concretamentel el 17 de septiembre), el Tribunal de la Unión Europea ha sancionado a Microsoft con una multa de 497,5 millones, en un procedimiento que empezó en 2004, y sobre el que la Comisión ya había abierto expediente sancionador a la compañía.

La historia viene desde el propio pleito tenido en EEUU, presentado por 19 estados, en 1997. Si alguno quiere echar un ojo a las razones jurídicas de ambas partes, dediqué un artículo extenso al asunto en el año 2000.

Ahora se sanciona en Primera Instancia al gran Windows por enlazar el Explorer -sobre todo en las versiones previas al XP y al Vista-, con el reproductor WMP. También por no compartir códigos con otros competidores de la web multimedia. La estrategia comercial de crecer "con" Windows, inseparablemente unido al sistema operativo ha sido recriminada de nuevo, ahora en Europa, y se insiste en que la gratuidad del IE que se pre-instala con Windows no puede obligar al usuario a utilizarlo por defecto. Es una práctica de abuso de posición de dominio.

Vanesa Alonso recogió, también en Cyberlaw, los argumentos de la Sentencia del Department of Justice de los EE.UU. que pueden ser comparados con la que ahora comentamos (Judgment of the Court of First Instance (Grand Chamber) of 17 September 2007. Microsoft Corp. v Commission of the European Communities)

Es un caso interesante, no sólo para los expertos en Derecho de Competencia, que también, sino para los que nos interesamos por la convergencia. Al fin y al cabo Microsoft desarrollaba toda una estrategia para estar "siempre" con el usuario, leyese, viese vídeos, o escuchase música.

Microsoft tiene dos meses para apelar el fallo si lo desea.


Importante semana en el Parlamento español

Vuelven sus señorías a las sesiones parlamentarias.

Hay actualmente, pendientes de conclusión para lo poco que queda de legislatura, unos 40 proyectos legislativos de diversa fortuna en la Cámara. De los que he conocido y seguido, dos del ámbito informativo tienen esta semana una agenda importante.

Por una parte, comparecen en estos días en la Comisión de Cultura todos los sectores afectados por el Proyecto de Ley del Cine, que ya ha concluído su período de enmiendas y podría sufrir alguna, aunque leve modificación, en relación con el concepto de "productora independiente" y con el de "influencia dominante", por el que se impide que una productora tenga participación de las televisiones en más de un 20% del accionariado (o al revés), o que facture principalmente con ella.

He podido participar el estudio de las posiciones de las televisiones comerciales, asociadas en UTECA, que coordina el CIEC-IESE (que se conocerá en noviembre) y hay cuestiones vitales para que el cine español pueda dar un salto de gigante, si se libera de sus temores a ser invadido por el cine extranjero, y lanza en cambio a la industria a aventuras de co-producción, de rodaje en terceros países, de mayor flexibilidad para los exhibidores, y a las productoras vinculadas a los grupos televisivos. No soy muy optimista, pero lo deseo.

El segundo gran tema es el del Proyecto de Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información, del que hemos hablado en otras ocasiones, y que mantiene a los blogs en cautela por la posible aprobación de normas de control ("censura") sobre web o servicios de Internet ante la denuncia administrativa de una entidad de gestión de derechos de autor.

Mañana, día 4 de septiembre, termina el plazo de presentación de Enmiendas al Proyecto. Volveremos sobre él, pues también promete inclluir el Acceso a Banda Ancha entre el Servicio Universal.

Trump pone punto y final a la era de la neutralidad en Internet

Autor: Nacho Gallego Méndez-Galán  EE.UU. ha puesto fin a Internet tal y como la conocemos. La Comisión Federal de Comunicac...